La musicoterapia es una disciplina donde la música es utilizada por un musicoterapeuta con objetivos terapéuticos, manteniendo, mejorando y restaurando el funcionamiento físico, cognitivo y emocional de las personas, sin necesidad de tener conocimientos musicales.

 Diferentes estudios han demostrado la influencia de la actividad musical en el cerebro, de ahí que se recurra a la música como una de las herramientas de rehabilitación de las secuelas neurológicas causadas por una lesión cerebral. Además, las actividades musicales ofrecen grandes beneficios a nivel emocional y mejoran la comunicación e interacción entre las personas. El empleo de la música como parte del proceso terapéutico, hace que este sea más agradable y llevadero para la persona afectada. De ese modo, consigue que la persona se muestre más receptiva y se adhiera al tratamiento.

Ya sea tocando un instrumento, marcando un ritmo, cantando una canción, o acompañando con el movimiento, se ponen en marcha numerosas funciones cognitivas como la memoria, la concentración, la coordinación motora, la atención, el lenguaje, etc., y funciones sociales como la participación activa.

Esta actividad tiene una fuerte repercusión en la motivación, la autoestima y en el grado de satisfacción por el resultado conseguido.

Para participar en el taller no se necesita saber música, lo importante es explorar las posibilidades de la música en la persona y en su relación con los demás.

Se vivirán, entre los participantes, momentos de diversión, de autoconocimiento y de expresión a través de la música.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies